jueves, 20 de septiembre de 2007

LLUVIA REPRESADA





















Hoy


callaré hasta el galope de mis venas,


para escuchar como la nube rasga el cielo que circunda


sometiéndole a la lenta agonía de poseerle


mientras divaga en pos del sol,


que atrevido,


lame el rocío de las rosas



Huérfana de cielo,


deshago el ovillo del deseo



Soy una avalancha


a punto de volcarse en los abismos



Que más da en que punto cardinal


cuando la entrega se hace necesaria



Hay demasiada lluvia represada


y amenaza una tormenta


1 comentario:

Unicornio sin alas dijo...

muy cálida la descripción que haces del deseo contenido, sin caer en el lenguaje explicito de lo erótico

volveré por tus letras