martes, 13 de diciembre de 2016

AYER LA NOCHE DIJO

Ayer la noche dijo
que era extenso el nocturno sin sus besos
Susurrante
cantó al dolor que laceró la herida
y labró surcos profundos
en el alma
Derrotada,
detuvo la noche en su periplo
sobre el gastado borde de mis sábanas
Abrazó su tristeza
en mis almohadas
y dejó en los rincones de mi alcoba
un denso aroma
a flores muertas