miércoles, 23 de noviembre de 2016

ESCOMBROS

Esta tarde,
dorada y verde,
mientras las nubes lamen el calor de la ventana,
te nombra mi silencio
y bautiza sin piedad
la incontinencia del vacío
Sobre los escombros
se adivinan trozos de dolor
color púrpura y negro

esparcidos entre unas letras suspendidas
y la eternidad de la noche
ahogada en el café
Tras de la puerta
he dejado arrinconadas agrias decepciones
para que embarguen
cada vana ilusión
que atraviese el umbral de la cordura

No hay comentarios: