miércoles, 1 de octubre de 2008

AUTORETRATO

Limadura de piel y huesos
en sangre desbocada,
canto rodando
en versos rotos
tejidos sobre el viento


el hilo que se trama,
la urdimbre que sostiene

Palabra que es roca
y blanda espuma
cayendo suavemente
en el silencio

susurros en auroras solitarias,
lamento en lengua ajena

La gota que taladra
y la piedra que se talla
en la humedad de la tormenta

Mixtura de penas y alegrías
con forma de mujer
que persiste en su batalla

Canto que rueda,
aristas afiladas,
lanzado a andar por los caminos

6 comentarios:

sacra dijo...

Mientras siga rodando por los caminos es señal de que la vida todavía circula por las venas del calendario.
Un saludo.

Horacio Fioriello dijo...

..."La gota que taladra
y la piedra que se talla"...

asi has de ser seguramente, perseverantemente blanda como el agua blanda que orada la piedra dura!

besos y gracias por volver!

Anónimo dijo...

mujer, si eso eres tu, me rindo a tus pies de diosa

MALUCILLAYCAFÉ dijo...

Gracias amigos por su fidelidad a este espacio, realmente estoy atrasada con la actualización por razones de índole personal pero poco a poco iré subiendo mas textos.

Su constante lectura es mi mayor motivación

Besos colombianos

LuchoRafael dijo...

caramba MALUCILLA, este texto es excelente!!
Tu inspiración es solida, el alma de tu canto hierve!!
te desnudaste toda!!!

Anónimo dijo...

Soy el cantor le dije sonriendo,
No tengo nada que perder, solo mi canto.
Así que usted y yo, podemos besarnos,
Pisar fuerte la tierra, volar mas alto.


Ya sé que no es decente, amar la vida tanto,
Que no es honesto, sincero, quererla para mí.
Que el infinito fuego debe ser apagado.
Que el inquietante deseo, debe morir.


Sin embargo, usted y yo podríamos
Hundirnos levemente en el abismo
Llenar todo el abismo con mi canto.


Aunque en verdad nadie lo quiera,
Vivir, vivir, podríamos mil años.
Yo seria el cantor.
Y usted mi canto.

Un abrazo, Von