martes, 29 de enero de 2008

AQUI

Aquí es

donde el tiempo no se inmuta

y solamente se prolonga

una hora sobre otra

sin alteraciones y sin pausas


Aquí

donde solo existe este verano

dominando inamovible

las bocas de las colinas amarillas

y las entrañas del río en su congoja


Aquí

se aprende a distinguir

las estaciones

por la gama de las sombras

sobre las planicies arcillosas


Aquí la brisa llega

con sabor a tierra nueva,

a vientre oculto y fértil,

a hembra desvergonzada


Aquí el viento pasa

como un cálido aliento

entre las ramas retorcidas del cují

que se trepa entre la gresca

y en amoroso acto

besa las mejillas sudorosas

de una mujer que recorre la floresta


Aquí es donde me descubro

extasiada entre las hojas

reflejada en un trozo de azul

que siempre me desborda

2 comentarios:

Enrique dijo...

me gusta tu palabra suave, decantada, concreta, y a la vez fluida como una hoja al viento

Anónimo dijo...

Delicado poema, indicador de la delicadeza personal de la autora, con una estructura de paralelismos que muestran el afianzamiento de tus raíces, la rectitud de tu conciencia, las aspiraciones personales, que fundes con tu entorno, y tu belleza humana reflejada ( rojo ) en un trozo de azul.

Jerónimo