sábado, 15 de diciembre de 2007

DISCIPULA DE LILITH

Porque soy de tierra,
porque soy de hierba,
no hallarás en mi piel la textura de la rosa

Reúno en mi paladar
la amargura del tiempo
en la condena del mutismo
y mis emociones son fisuras
en la roca viva de mis desolaciones

No escudriñes el candor en mi mirada,
ardo en lumbres
y mi vientre
es sucursal del Hades

Discípula de Lilith
desboco en potros cimarrones mis deseos,
el ansia de mis goces,
sensaciones henchidas de fragancias

Soy feliz cuando la lluvia me seduce
en la hora en que la noche se descubre
al amado en cada esquina

La tristeza se revela
en la metamorfosis degradada de mis venas
veneno poderoso
que intoxica
Arroyos turbulentos
que me recorren lentamente y me esclavizan
Ay de la humedad que me inunda
y se asienta en la oquedad de mi delirio

Aquí sigo escalando rocas
y construyendo almenas

Desde lo alto vigilo al enemigo

Soy Rapunzzel y tiendo mis cabellos como trampa

Oh dulce amor,
no pudiste vencerme,
yo también soy tu desvelo y soy tu ruina

1 comentario:

jj dijo...

Esta vida es una barca... dijo Calderón de la Mierda...