viernes, 19 de octubre de 2007

RESOLUCIÓN

Para olvidarte
desterraré tus gemidos de mi cama

enterraré la humedad de tu cuello
que caía en gotas sobre el nido de mi pecho

exiliaré el suave toque de tus manos
reinventando la curva de mis caderas

Voy a secar el lago de tu vientre
donde me sumergía hasta caer
en algo parecido al sabor de la muerte
en una tarde de abril
bajo un cielo que canta

Con la navaja presta
cortaré la cabellera de rapunzel
que aun pende en la ventana

Es hora de apagar la antorcha que alumbraba tu retorno

Hoy cerraré con doce cadenas el abismo de mis dudas
y extinguiré la hoguera que esperaba

-ansiosa-

tu llama para avivar la fuerza de sus brasas

Luego
le pediré asilo al silencio
y desde allí asistiré al derrumbe de los días

6 comentarios:

Anónimo dijo...

... y por qué me vas a hacer todo eso mala muhhhééé?
J. J.

Jorge Ampuero dijo...

Buena poética...
y tus palabras que me vuelven a recordar lo arduo y lacerantes que vienen a ser nuestros esfuerzos para desterrarnos las huellas y dar paso a ese olvido que nunca llega...

Saludos...

MALUCILLAYCAFÉ dijo...

jj, yo seeeeeeeee, yo seee que te mereces esto y massss

MALUCILLAYCAFÉ dijo...

Jorge, me di una vuelta por tu blog, he añadido tu vínculo a mi página, para acceder mas fácilmente, gracias por estar

deborahadaza dijo...

que hermoso es y sabes? si me dices como se hace eso yo te juro que tambien lo hago, un abrazo señora!

MALUCILLAYCAFÉ dijo...

es un camino complejo Débora, pero te libera de las cargas

saludos colombianos