jueves, 5 de julio de 2007

LOS QUEREMOS VIVOS, LIBRES Y EN PAZ




En el momento que escribo estas líneas son las 12:36 en mi país, Colombia.

Mientras estoy aqui sentada en mi computador, obligada a ello por un problema de salud que ya varios conocen, millones de Colombianos se agrupan en las calles y plazas de las 14 principales ciudades del país, y seguramente de muchos pequeños pueblos de esta tierra multicolor donde he nacido.

Millones de pañuelos blancos, incontables pancartas, banderas colombianas ondeando al viento...

Un pueblo, una sola voz, un solo propósito, alzando un grito : LIBERTAD


Libertad para los mas de tres mil secuestrados en poder de los grupos armados

Libertad para los niños obligados a marchar en las filas de la guerrilla

Libertad para la palabra del que alza la voz y denuncia

Libertad para los cuerpos de los once diputados asesinados en cautiverio hace veinte días

Libertad para nuestos hijos que desean crecer en Paz

Sin distinción política, religiosa ni social, una cadena humana exigiendo el INTERCAMBIO HUMANITARIO

Sin barreras de ningun tipo, todas los grupos sociales que habitan este suelo, incluidos grupos extranjeros, exigiendo UN PROCESO DE PAZ

Sin miedo, exponiendo las fotografías de sus familiares desaparecidos, una marea humana levantando la voz

LOS QUEREMOS VIVOS
LIBRES
Y EN PAZ

Este
es el verdadero rostro de Colombia

Un pueblo que no acepta más violencia

Un pueblo que trabaja incansable por la
paz

4 comentarios:

deborahadaza dijo...

Amen Señora!! un abrazo solidario y emocionado, y todo el deseo que su grito se oiga hasta el cielo, que nada pueda callarlo, y que nada pueda detener la respuesta.

Vivos libres y en paz!!!!

cayenas rosas dijo...

es una triste realidad la que envuelve a Colombia

ojalá se den las condiciones para el intercambio humanitario, todos los esperamos asi

Anónimo dijo...

pues si los colombianos no se ponen pilas, van a terminar como Irak

Felicidad Segurado dijo...

UNA LUZ en medio de la OSCURIDAD Antioquia brilló con ese sol enardecido por la violencia y la crueldad, la indiferencia dejó su ropaje y en camisa blanca alzó una sola voz LIBERTAD para los cuativos, para los inocentes y en MEDELLIN la voz de nuestro JUANES cantó en esa lucha por la anhelada PAZ.
Nuestros sueños no están muertos viven en cada colombiano y en esa ventana abierta al mundo, este día veremos la imagen de nuestros seres queridos...con esa sonrisa que todo lo puede, porque el amor nunca deja huérfanos ni viudas, sus manos acarician la soledad y como pañuelos blancos vuelan hasta lograr lo que cada COLOMBIANO se merece LA PAZ.

Un minuto de silencio por las personas de mi familia que han caido bajo las balas asesinas luego de un secuestro inhumano...Dios perdone a sus asesinos y llene el alma de quienes aún les lloramos.