sábado, 5 de mayo de 2007

CADAVER





El arbol de la esperanza
Frida Kahlo
Durante días
arrrastré esta pena

como cadáver maloliente



la golpeé entre los deshechos

que quedaron de aquellas horas,



la empujé sin piedad

al abismo de tu indiferencia,



con la frente ardiendo

la confronté a la escasa luz

de tantas inútiles jornadas,



apreté su garganta para estrangularla,



cercené sus venas

a ver si en su sangre

evacuaba el espectro que cada noche me abordaba

exhorté a los demonios

para que la llevaran

a lo mas oscuro de sus cavernas miserables,



laceré sus rodillas

contra las afiladas rocas

que se alzaron en mi era,



sequé sus lágrimas a bofetadas,

sofoqué sus gritos con hoscas mordazas...



Todo fue en vano:



dentro de mí hasta mi dolor te ama.

5 comentarios:

Balandra dijo...

la indiferencia duele mas que el desamor... bonito

deborahadaza dijo...

Ay Dios mujer casi me haces llorar! esto es tan vívido, tan fuerte, y hermoso, felicidades Colombiana, muchas felicidades.

Creo que se nota que me gusta visitarte y por eso puse el nombre de tu blog a mi lista de "blogs favoritos", espero que no te moleste, pero si te molesta hazmelo saber.

Felicidad Segurado dijo...

Un excelente escrito, ranuras por donde se filtran los sentimientos desde el fondo del alma!, mi saludo de patria y bienvenida por escritorium!
PD: te agrego a mi Blog.

MARIOMARCH dijo...

Todo fue en vano:
dentro de mí hasta mi dolor te ama.

Éstos dos versos definen tu poema. Hermoso y concreto; bello y real. La reunión del sentido común y del sentimiento en tu poema.

Es un placer leerte.

MALUCILLAYCAFÉ dijo...

es una satisfacción ver que las letras les han llegado, nacieron y vivieron para cumplir su misión,

un saludo colombiano, sean siempre bienvenidos