viernes, 6 de abril de 2007

LA IMPORTANCIA DE LO ESTÉTICO

mujer y rosa

Todo estaba dispuesto: su camisón de seda color plata, sandalias recamadas en pedrería, un toque de perfume de sándalo y discretas joyas en sus orejas y cuello. El lecho vestido con la mejor lencería aguardaba su cuerpo.

Suave música invadía la habitación. Al espejo repasó el carmín de sus labios y la delicada caída de su cabello: un suspiro escapó, el momento estaba cerca.

Reclinada sobre las sábanas , ansiosa por la espera y excitada por el último trago de vino, vació el frasco de píldoras y las apuró por completo:

era un final decente y ante todo muy estético.


1 comentario:

deborahadaza dijo...

Caray pero que manera de morir!!

Buen texto y muy buena sorpresa, Felicidades!!