viernes, 2 de marzo de 2007

EN TU LECHO

En tu lecho
he muerto y he nacido diez mil veces.
Esta mañana de diciembre
repetirè el sacrificio ritual una vez mas.


Tu,
el ungido por mi alma,
penetraràs en mi altar con la fuerza de mil dioses.


Yo,
victima propicia,
darè libertad a las aguas turbulentas
que ahogan mis noches solitarias.


...Mas tarde,
tras esa corta siesta
entre el cansancio y la plenitud,
me enfrentarè a mis sabanas hùmedas

y al vacìo de tu cuerpo entre mis piernas

4 comentarios:

Horacio dijo...

darè libertad a las aguas turbulentas
que ahogan mis noches solitarias.

fina pluma Luz, bellos versos
cuidese

Horacio

Muxica dijo...

Muy buen poema, regresare

deborahadaza dijo...

No se tu pero odio el vacio entre las piernas. Un abrazo, tanta intensidad lo merece.

paradoxia 74 dijo...

intenso para ser una reflexión.

yo también soy amante de la libertad desnuda.

un abrazo